martes, 10 de febrero de 2009

Asteazkenak (aste azkena)


El miércoles tiene la extraña denominación de asteazkena en euskera, literalmente significaría el final de la semana, según el curioso modo de denominar a los días de la semana en este extraño y ancestral idioma. También será el final de mi serial, así que se adapta perfectamente a las circunstancias.


Me he dado cuenta ahora de que el miércoles no destaca por nada especial. Era el día elegido, hasta ahora que entraremos en ERE, para juntarnos a comer los del curro, las 2 mejores horas de la semana laboral, en lo que a entorno laboral se refiere. Hemos conseguido hablar muy poco del curro; ha habido días, pocos, que casi no hablamos de sexo, El Tema.


E hilando muy fino, aprovecho para contar un caso. En todas las organizaciones (esa forma moderna de llamar a las empresas) hay uno o más indeseables. En la nuestra hay 2, desde mi punto de vista, una de ellas, porque es unA, especialmente. Llegó hace un año a la empresa, está mal juzgar a alguien por su apariencia, pero ésta apuntaba maneras, malas maneras, sin llegar a conocerle aún.


Y las sospechas se vieron confirmadas, pronto destacó como pedante, insoportable, faltona y subidita, (para mis ex-compis de fau: una O'Sea pero en menos pijo). La primera semana le dimos una oportunidad y le invitamos a la comida de los miércoles, ya para la segunda había hecho alarde de sus modos, así que hubo división entre los comensales. Menuda polémica, fue feo decirle que no o escaquearnos en sucesivos miércoles, pero estas cosas tienen que ser naturales y si nos viéramos obligados a acoger en nuestra mesa a alguien que nos cae mal, sólo por ser compañero de trabajo, estas comidas perderían su esencia natural.


Es tan insoportable que, ahora que se está empezando a cortar cabezas, estamos deseando que llegue a la suya, creo que nunca había tenido este deseo tan vil, pero hasta ese punto ha llegado. Y más cuando se da el caso de que han empezado a prescindir de eventuales bastante más válidos y sociables que esta eventual, y cuando se dan los agravantes de que es la que más tiempo pasa en internet, la que más baja a fumar, la que más llamadas personales hace en horas de trabajo y la que más la caga. Sólo nos queda por saber el grado de parentesco con el señor gerente o cuánto dinero le debe éste a su padre.


La palabra «miércoles» en España y en varios países de Latinoamérica puede utilizarse además como exclamación por un accidente que requiere de una rápida reacción; por ejemplo, alguien tropieza mientras sube una escalera y grita ¡miércoles! En la mayoría de los casos esta exclamación es de uso anticuado, o bien para evitar decir «¡mierda!». A veces, cuando se le da este uso, se sustituye la o por una a para formar la palabra "miércales". (extracto de la Wikipedia). Déjense de estos eufemismos, un "mierda" nunca podrá verse sustituído por un "miércoles", "córcholis" o "cáspitas", no me sean finos, mucho mejor aún el "mierda puta". Ya dije en un post que soy un gran defensor de los desahogos físicos (golpear objetos), también lo soy de los verbales.


El miércoles de ceniza no tiene mucho tema...., los miércoles futboleros de la Champions League tampoco...., será mejor cerrar definitivamente la serie.


Y digo yo que sobre el miércoles, algo tendrá que decir Miércoles, si se siente aludida, yo no tengo más que añadir.

5 comentarios:

LaNegra dijo...

Tres cosas:
- me encanta la foto
- los miércoles también es el día del espectador (luego si te quieres ligar a alguien con la vieja excusa de ¿un cine? es el día)
- me voy a tomar cañas, que es martes...

LaNegra dijo...

Sé que ya es miércoles, pero.. me reitero:
"ME ENCANTAN LOS MARTES"
;-)

Federiko dijo...

Negra, eso habrá que desarrollarlo, ¿no?. ¿Triunfó usted?

LaNegra dijo...

Jajaja
Digamos que empecé a sembrar para el próximo martes que se tercie...

mier dijo...

pues sí, algo tengo que decir... y es que miercoles me define... aunque no el día, sino ella, miercoles... aun recuerdo con rabia que no tengo ninguna foto del disfraz de ese año, pero jamás olvidaré las expresiones de todo el mundo diciendome por la calle: es cristina ricci, es cristina ricci!!!. la clavé. y yo tambien tengo una de esas en el curro, y me siento fatal al tener ganas de que fracase, pero no lo puedo evitar...